EMBARAZADAS

La investigación en materia de nutrición ha demostrado la considerable influencia que tiene una alimentación equilibrada sobre el buen curso del embarazo.

Una alimentación saludable (suficiente, equilibrada, variada y adecuada) en esta etapa, la fisiopatología de la vida femenina es la mejor ayuda para prevenir alumbramientos prematuros e incluso problemas relacionados al desarrollo del recién nacido, como pueden ser disminución de peso o de talla, menor resistencia a las infecciones y otros.

 

Mayor importancia tiene una mala nutrición si las mujeres son multíparas, es decir, sí son varios los embarazos y, sobre todo, si existe un corto intervalo entre ellos, en cuyo caso se agotan las reservas maternas y es difícil que el organismo de la mujer no se resienta de algún modo (anemias, descalcificaciones, etc.).

 

Deben cuidarse con atención los embarazos gemelares; también las embarazadas adolescentes, ya que las necesidades de estas son superiores a las de las mujeres adultas, al estar aún en edad de crecimiento y establecerse una especie de competencia entre el organismo materno y el del feto por conseguir nutrientes esenciales para su desarrollo.

Las recomendaciones nutricionales pretenden conseguir los siguientes objetivos:

 

  • Cubrir las necesidades nutritivas propias de la mujer.
  • Satisfacer las exigencias nutritivas debidas al crecimiento fetal.
  • Preparara al organismo para afrontar mejor el parto.
  • Promover y facilitar la futura lactancia.

 

En la Consulta Dietética Sara Suárez trabajamos para adaptar la dieta según trimestre de embarazo con requerimientos nutricionales específicos